Tras dos años de negociaciones la sanidad privada de Madrid firma un nuevo convenio colectivo