El sector sanitario privado de Madrid es un potente impulsor de empleo